Paula Sayago Lundin, artista seleccionada en la Convocatoria Artes Visuales 2020 “Busco generar contenidos que hablen de libertad y permanencia”

Paula Sayago Lundin Con la obra “Rauda”, Paula es parte de la selección de la Convocatoria Artes Visuales 2020: desde el norte creando un nuevo Chile, presentada por Fundación Minera Escondida (FME) y Balmaceda Arte Joven (BAJ).

Una exposición digital que reúne nueve piezas circulares – de 90 cm de diámetro – realizadas en técnica mixta: bordado, xilografía, estampado y acrílico sobre tela, cada una de las cuales fue creada especialmente para esta exhibición, entre los meses de abril y noviembre de 2020, en la región Coquimbo.

La muestra contiene una fuerte conexión con el territorio, donde la flora y la fauna nortina se transmiten personificados y sumamente vivos. Tal como lo señala Eduardo Pérez, Premio de Honor (1965) del Museo Nacional de Bellas Artes, destacado artista visual, gestor y curador de esta muestra. Nos adentramos en un mundo mágico cuya lectura es visual; su forma, colorido y estructura, nos trasmite un aroma y una leve ventisca, de algo por descubrir y reconocer, como una ventana que se abre hacia un paisaje onírico muy profundo; su poética nos hace recorrer paisajes descritos en la poesía de Elicura Chihuailaf”, señala.

Paula es Artista visual especializada en Escultura y Grabado. Ha realizado exposiciones en su etapa universitaria y profesional, en Chile y en el extranjero. Realizó talleres infantiles de arte en comunidades de la costa valdiviana, trabajo que le permitió ilustrar el libro Es lo que yo te podría contar, Historias de la costa mapuche, de la antropóloga, Cynthia Wells, para continuar ilustrando otros, hasta llegar a los de autoría propia; Huairavo, Faunantástica, 9 Planetas en mi Universo, Colapez y Un día de Mawün. El año 2019 fue parte de la co-creación Casa Taller [email protected], desarrollando talleres de arte y fomento lector, con niñas, niños y adolescentes, el cual tuvo que cerrar por la pandemia. El 2020 postuló en la Convocatoria Artes Visuales 2020 y resultó seleccionada con la muestra Rauda.

– ¿Cómo te enteraste de esta Convocatoria para artistas del norte de Chile?

– “Me enteré de la convocatoria buscando espacios para exponer en el norte. Mis estudios fueron en Santiago y mi desarrollo en el sur de Chile, donde hay bastantes más espacios expositivos. Mi intención siempre es crear a partir del patrimonio natural, la naturaleza es una fuente infinita de inspiración para mí. Esta Convocatoria encajaba perfecto en lo que quería desarrollar y postulé”.

– ¿Cuál es la temática de Rauda? ¿De qué trata esta obra?

– “Rauda es una invitación a reflexionar sobre la naturaleza, en la real belleza que nos evoca, ese animal que escapa y logra su subsistencia. El bosque crece dónde y cómo quiere, pese a la depredación. La naturaleza es insurgente, crece pese a los obstáculos, se abre paso aún en el desierto. Pasa lo mismo con los artistas, con todo en contra seguimos creando. Porque buscamos esa permanencia. Creo que ese es el mensaje, asumir los costos de permanecer”.

– ¿Cómo surgen las reflexiones en torno a Rauda?

– “Supongo que es un intento desesperado por visibilizar lo importante. Para mí es el patrimonio natural. Busco con Rauda, generar contenidos que hablen de libertad y la permanencia. Qué más representativo que los pájaros, siempre están en mi imaginario, porque los admiro mucho y sé que su existencia vive en amenaza. Pese a su fragilidad logran existir y ser libres”.

– ¿Cuál fue el desafío de crear esta muestra en confinamiento?

– “El desafío fue vencer la incertidumbre y crear de igual manera. Como artista siempre creas en solitario, pero con la esperanza de imaginar cómo será el día en que el público lo vea. En el caso del público infantil, la actividad paralela a la muestra era vincularme con ellos en un espacio de creación y eso quedó en pausa. Saltamos ese obstáculo y lo concretamos de otra

manera, de igual forma lo hicimos y seguimos creando, esta vez, con el apoyo de la Compañía Teatro de Ocasión”.

– ¿Cómo resultó esa colaboración?

– “Fue vital tener ese cruce e intercambio de ideas con la compañía Teatro de Ocasión, ellos me dieron una brisa fresca con sus cápsulas audiovisuales inspiradas en Rauda. Me hicieron ver las posibilidades, más que las limitaciones, y se los agradezco, porque con la colaboración todos nos hacemos parte de la mirada del otro y lo atesoramos. En esa búsqueda estamos todas y todos los que hacemos arte, regando el bosque con su diversidad, dándole agua para que se haga más fuerte y grande”.

– La muestra cuenta con la curatoría de Eduardo Pérez (Eduperto). ¿Cómo se genera esta relación artista –curador y qué tan fructífero resulta contar con una mirada externa en un trabajo artístico o creativo?

– “Eduardo es una persona que admiro porque es excepcional. Creó la mítica Escuela de Artes Visuales de la Universidad Mayor y gracias a su visión tan especial del arte, hubo un ambiente amistoso siempre. Somos amigos hace años y está tan presente en mi vida que es parte de mi familia. Creo que sólo alguien tan cercano puede tomarse el tiempo de escribir sobre tu trabajo y representarlo. Compartimos la misma visión de la pintura, le pedí ser el curador de Rauda, tuve el honor de recibir sus palabras y contar con su participación. Siempre favorece al trabajo la mirada de otro, porque así hay otras visiones y lecturas de una misma idea. Eso sólo te enriquece”.

¿Qué visión de la pintura compartes con Eduardo?

– “Compartimos el amor por la pintura por automatismo, eso quiere decir que al pintar no tenemos un boceto previo, todo va ocurriendo de manera directa en la tela. Pinto de esa forma y me encanta, porque me conecto con mi libertad y creo que es la única rebeldía que me va quedando. Siempre he pensado en la pintura como mi primer amor, eso es intocable.

Por lo mismo me especialicé en escultura y grabado. Nunca quise que educaran mi forma salvaje de pintar”.

– ¿De qué manera esta muestra responde al llamado a “crear un nuevo Chile”?

– “Rescato la visión de Eduardo, tenemos que dejar de ver a la naturaleza como un bien de consumo. Debemos respetarla y aprender de ella, cuidar, preservar, asegurar la permanencia de las especies. No podemos seguir con esta vision a corto plazo, de explotación, de usurpación, debemos invertir en rescatar, conocer y visibilizar lo que tenemos. Necesitamos dejar ese legado a nuestros hijos e hijas, para que sean adultos conscientes en un futuro, ese es el nuevo Chile que queremos todos y todas”.

La exhibición digital de Rauda en los sitios web www.fme.cl y www.baj.cl, cierra el ciclo de exposiciones 2020 vinculado a la Convocatoria Artes Visuales: desde el norte creando un nuevo Chile, presentada por Fundación Minera Escondida y Balmaceda Arte Joven. Una plataforma dirigida a la obra de creadores de la macro zona norte de Chile, que en su novena versión invitó a crear, reflexionar y repensar el futuro de nuestro país, desde el arte y sus diversas expresiones.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*