Historias de albergues en frías noches de Calama

Albergue 518.50 horas. El frío se hace sentir en Calama y ya hay 17 personas en situación de calle esperando la apertura del albergue ubicado en el pasaje Balmaceda, población Santa Rosa. Son rostros tapados con gorros y bufandas, denotan frío y también soledad.

Pasan los minutos y el reloj marca las 19.00. Se abre la puerta y comienzan a ingresar al albergue. Son personas humildes, tranquilas, golpeadas por la vida y que esperan pacientemente su turno para anotarse en el registro y después tomar un kits de aseo (champú, jabón y toalla) y dirigirse a las duchas con agua caliente.

Tras el aseo personal, disfrutan de una reparadora cena, ven algo del programa “Caso Cerrado”, limpian la mesa y después se van a sus camas, repartidas en 24 para varones y seis para mujeres en piezas separadas, durmiendo en sábanas limpias y cobijados por gruesas frazadas para esquivar el intenso frío hasta las 10 horas del próximo día, cuando deben abandonar el lugar.

100 DÍAS

Este albergue es un dispositivo del plan de invierno “Noche Digna” impulsado por la Seremi de Desarrollo Social y que funcionará durante los próximos 100 días en la capital loÍna de lunes a domingo, con la finalidad de resguardar a estas personas ante las bajas temperaturas.

La seremi María Fernanda Alcayaga destacó la rápida puesta en marcha de este centro en Calama una vez llegados los recursos (24 millones 300 mil pesos), sobre todo por las rigurosas condiciones climáticas de los últimos dìas y por la pronta llegada del invierno.

“Estamos muy contentos porque pudimos abrir en tiempo récord este albergue, además de recibir el apoyo de la empresa privada de Calama para ir en ayuda de los más desposeídos y brindarles así una noche digna y segura para ellos”, manifestó.

TESTIMONIOS

Alexis Castillo, uno de los beneficiarios de este programa, destacó el trato recibido en el albergue, “Está todo muy limpio y ya no pasamos frío ni hambre. Es muy bueno que se haya abierto de nuevo”, contó.

Opinión similiar tuvo Clara Rosales, quien agradeció la ayuda, sobre todo por las bajas temperaturas en Calama. “Aquí nos cuidan y nos protegen. Tenemos comida, ducha y abrigo. Esto es una gran ayuda. Hay mucho frío”, dijo.

NUEVOS APORTES

En la inauguraciòn de este albergue, estuvieron presentes ProLoa y la directiva del Club de Leones Chuquicamata. La primera institución entregó almohadas y toallas de mano, cara y piso, mientras los segundos anunciaron el inicio de una campaña del ropero solidario.

La autoridad de Desarrollo Social valoró el aporte en ropa de abrigo que va en ayuda de los más necesitados y tambièn invitó a otras entidades a sumarse a esta iniciativa solidaria.

La mayoría de los beneficiarios está inscrito en el Registro Social de Hogares, instancia que permite saber sus datos, tener cédula de identidad y brindarles las prestaciones necesarias de salud. En la capital loína, hay 296 personas en esta condición.

Be the first to comment

Deja un comentario