Se lleva a cabo la palada inicial del templo de Antofagasta de la Iglesia de Jesucristo

PPTA-147El templo se construirá en un terreno de La Iglesia  y con recursos propios.

Su propósito es unir a las familias por la eternidad.

Será el tercer templo en el país y el primero en la zona norte.

Con la ceremonia de la Palada Inicial del templo de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, presidida por el élder Juan Pablo Villar, Segundo Consejero de la Presidencia del Área Sudamérica Sur, comenzaron los preparativos para la construcción del tercer templo en el país y el primero en la zona norte.

El número de asistentes a la ceremonia fue limitado debido a las restricciones de distanciamiento social producto del COVID-19 y cumpliendo todas las normas sanitarias. No obstante, amigos y miembros de la Iglesia pudieron seguir la transmisión online.

Al dirigirse a los presentes el élder Villar señaló: “El hecho de que se vaya a construir un templo aquí en Antofagasta, es una señal precisamente de que las bendiciones del cielo van a ser derramadas sobre esta ciudad, sobre sus habitantes, sobre sus familias”. 

Una vez finalizado el Templo de Antofagasta, sus puertas se abrirán por un tiempo para que toda la comunidad pueda conocerlo. Los detalles de la jornada de puertas abiertas y la dedicación del templo se anunciarán en una fecha futura.

Los Santos de los Últimos Días en Antofagasta viajan actualmente 1.335 kilómetros para participar en las ordenanzas del templo en el Templo de Santiago de Chile (dedicado en 1983). El segundo templo se edificó en Concepción en octubre de 2018. Hay más de 600.000 Santos de los Últimos Días en Chile, con 568 congregaciones.

Con la construcción del templo de Antofagasta, los miembros de la Macro Zona Norte acortarán las distancias de viaje, atrayendo, principalmente, visitantes desde Arica a Vallenar.

El templo de Antofagasta, Chile, fue anunciado en abril de 2019 por el presidente de la Iglesia Russell M. Nelson. Los planos proyectan un templo de aproximadamente 2.137 metros cuadrados, construido en un sitio de 8.900 metros, perteneciente a  La Iglesia, ubicado en el norte de la comuna.

Los Santos de los Últimos Días consideran que los templos son la “Casa del Señor” y los lugares de adoración más sagrados de la tierra. Los templos difieren de los centros de reuniones de la Iglesia (capillas). Todos son bienvenidos a asistir a los servicios de adoración dominicales y otras actividades entre semana en los centros de reuniones locales. Sin embargo, el propósito principal de los templos es que los miembros fieles de la Iglesia participen en ceremonias sagradas, como los matrimonios que unen a las familias para siempre y los bautismos vicarios en nombre de los antepasados fallecidos que no tuvieron la oportunidad mientras vivían.

Los templos son construidos con recursos propios de La Iglesia y con las donaciones voluntarias de sus miembros.

Elder Villar agradeció a los líderes gubernamentales y comunales presentes en la ceremonia, entre los que se encontraban el señor Nalto Espinoza, Gobernador de la Provincia de Antofagasta y la señora Yamile Guzmán, Alcaldesa Interina de la ciudad de Antofagasta.

Be the first to comment

Deja un comentario