“Ecosistemas tecnológicos para el desarrollo futuro”

DSC_1084Por Manuel Araya, Gerente de Regulación y Asuntos Corporativos de Entel

Hace unos días, hice una compra en una tienda de retail. Por experiencias anteriores, pensé que el producto iba a demorar varias semanas en llegar. Sin embargo, y para mi sorpresa, después de tres días la compra llegó a la puerta de mi casa. Me llamó la atención que en esta ocasión usaron una empresa de despacho externa. Por curiosidad, la busqué en internet para saber de qué se trataba y qué servicios ofrece. Su sitio web apunta a dar empleo a personas que quieran trabajar como repartidores, contextualizando que nos encontramos en un escenario económico complejo.

Este caso ilustra de qué se tratan los ecosistemas tecnológicos y cómo estos son una oportunidad de cara a los desafíos futuros.

Pero, ¿qué entendemos por ecosistema tecnológico? Para partir, es inevitable vincularlo con la colaboración, una herramienta que potencia la innovación y creatividad entre múltiples actores que buscan una solución en conjunto. El escenario en el que nos encontramos debido a la pandemia nos enfrenta a desafíos que no podrán ser resueltos adecuadamente sin estos componentes.

Los ecosistemas tecnológicos son una forma eficiente de resolver las necesidades de clientes y usuarios, entregando experiencias y no únicamente soluciones. La compra no solo llegó a tiempo, sino que posterior a eso recibí un correo de seguimiento señalando que el pedido fue entregado, dando la posibilidad de calificar el servicio.

Estos ecosistemas son vehículos de digitalización. Si un actor no se ha subido a este “carro”, el ecosistema es el encargado de ajustar esa carencia y dar la capacidad de adaptarse e innovar en sus productos y servicios, resolviendo los problemas con soluciones digitales como Big Data, Analytics, Machine Learning, Inteligencia Artificial e Internet de las Cosas (IoT).

Y hacia adelante, nos esperan infinitas posibilidades. Solo pensemos en las oportunidades que traerá el 5G, brindando mayor velocidad, disminuyendo la latencia e interconectando procesos, softwares, aplicaciones y productos. Podremos ampliar las redes móviles para dar soporte a una gran diversidad de dispositivos y servicios, conectando nuevas industrias con mejor rendimiento y eficiencia.

En Entel, hemos creado diversas instancias que favorecen el surgimiento de estos ecosistemas, como Colabora Entel, plataforma que conecta a proveedores y consumidores de elementos de protección personal; Digitalizados, programa con el que apoyamos la digitalización de pymes; Entel Ocean, unidad que brinda soluciones digitales de alto valor para el B2B; y, lo más reciente, el desarrollo del Campus 5G en la Universidad de Chile, un espacio de innovación y colaboración en torno a la creación de aplicaciones y funcionalidades, fortaleciendo este escenario vanguardista.

Sin embargo, esto no es suficiente. Los ecosistemas tecnológicos son una inversión cuyos frutos se cosechan a mediano y largo plazo, por lo que debemos comenzar ahora a conformarlos para así capitalizar el sinnúmero de oportunidades que se ven a futuro.

Be the first to comment

Deja un comentario